La comunicación de Iglesia en clave de servicio, no de poder. Sesión con mundos. Planas al Posgrado en Comunicación y Religión.

Publicado el

El exdirector de la Filmoteca vaticana Monseñor Enric Planas ha participado como profesor al posgrado en Comunicación Institucional y Religión en la Era Digital el pasado viernes 15 de febrero. El catalán, que ha estado 33 años al servicio de la Curia, explicó su visión sobre las diversas formas de comunicación a la Iglesia.

Para Mons. Planas la información no se tendría que utilizar nunca en clave de poder sino como posibilidad de servicio, como instrumento de construcción de humanidad. El poder se tendría que entender sencillamente como una capacidad operativa por el bien de la persona y de la sociedad. Lamentablemente, dice el sacerdote, observamos tanto en los contextos eclesiales como en la sociedad la gran capacidad de corrupción que tiene el poder. «Alguien decía que el poder corrompe y que el poder absoluto corrompe absolutamente». En este mismo sentido, Juan Pablo II citando san Juan Bosco decía que si se tiene poder se para poder hacer el bien.

Durante su lección habló de diferentes órganos y personas vinculadas a la información de la Santa Sede, de los cuales nos destacó la figura del director de la Sala Stampa (Oficina de Prensa de la Santa Sede), el jesuita Federico Lombardi, el cual lo definió como un “coloso de la comunicación” un hombre extraordinario, sencillo y muy bien preparado que sabe dialogar y discutir.

Para él, Lombardi “es un ejemplo de portavoz que tiene personalidad y que no es todo fachada”. En cuanto a la figura de Benedicto XVI, lo definió como un “hombre valiente, insólito y humilde, que ha reflexionado mucho y que ha roto tabúes”. Según Planas, Benedicto XVI “ha sabido superar un tabú que duraba siglos con plena libertad”. A su juicio, a Juan Pablo II le corresponden otros méritos como ahora la reforma y reflexiones para vivir el pontificado; ya nadie se recuerda del uso del Noes maiestàtic, ni de la silla gestatoria, ni de la tiara.

Por último, Mons. Planas dijo que la Iglesia tendría que hacer una apuesta seria por los medios de comunicación y “aprender a pagar” los bonos profesionales y, sobre todo, evitar las visiones apocalípticas en cuanto a los media. Es importante, en este sentido, que los obispos crean y que dialoguen con los responsables de comunicación social.